El didyeridú, también conocido por su nombre en inglés “didgeridoo”, es un instrumento aerófono aborígen originario de Australia. Su nombre inglés, sin embargo, no se corresponde con ninguno de los nombres que los pueblos australianos usan para refereirse a él, sino que es un nombre basado en una onomatopeya inventada por los colonos británicos que llegaron a la isla.

De todos los nombres que el instrumento tiene, el más común hoy en día es “yidaki”, propio de los pueblos Yolngu del nordeste de la Tierra de Arnhem, en el norte de Australia. Aunque en sentido estricto este nombre le corresponde a un tipo específico de instrumento y no a la familia entera que en Occidente se conoce como “didyeridú”, esta palabra está aceptada como de uso común.

Existen varios tipos diferentes de didyeridú, cada uno según la zona y la cultura a la que pertenecen. El tipo conocido como yidaki se fabrica a partir de troncos del árbol “Eucaliptus tetradonta”, conocido como “gudayka” por los Yolngu y en inglés como “stringy bark”. De todas maneras, existen variantes del instrumento creadas a partir de otros tipos de árboles, con leves diferencias entre sí. El yidaki en su forma más tradicional se fabrica utilizando un tronco de gudayka que ha sido previamente agujereado por termitas.

Originalmente el didyeridú tenía un uso casi exclusivamente ritual. Sin embargo su uso actualmente es más parecido al de un instrumento más, incluso dentro de muchas comunidades aborígenes. Hoy en día, el didyeridú está ampliamente extendido, y es un símbolo de la cultura aborigen australiana en todo el mundo. Muchos artistas, ya sean australianos o extranjeros, utilizan el didyeridú como parte de su música, especialmente grupos y solistas relacionados con la música experimental o ambient. Además está asociado con otros usos, como la musicoterapia o incluso el tratamiento de patologías respiratorias.